lunes, 22 de mayo de 2017

A modo de estrambote

Unas entradas más atrás en este mismo blog, y bajo el título de "Cosas de poca importancia", hablaba de hermosas barandillas que es posible ver en balcones de Lugo.

Entre otras, presenté una foto en la que, según mi opinión, aparece la que creo que es la baranda más bonita. Puse una foto suya sin restaurar, comentando que una vez restaurada, se hace más difícil apreciar algunos detalles de su ornamentación.

La foto que puse. Se aprecian nudos y borlas
Como no he quedado muy convencido de esto, he vuelto a verla, la he fotografiado, así como una vista de la fachada de la casa en la que se encuentra, y hoy traigo aquí esas fotos.

Tal como está en la actualidad. Restaurada
Realmente, las barandillas han ganado mucho con la labor que se ha hecho con ellas. Incluso se han puesto bolas de bronce en los ángulos de los reposabrazos. El conjunto ha ganado mucho, aunque sostengo que antes era posible apreciar mejor el dibujo imitando la red.

Traigo aquí las fotos para que cada uno opine sobre un antes y un después.


Aspecto general de la fachada restaurada.